Mujer y Madre

Cómo manipular adecuadamente los alimentos

 

Por:
Anneris Morales
anneris@hotmail.com
www.anneriscuisine.blogspot.com

La manipulación es uno de los puntos más importantes para garantizar la seguridad alimentaria. Si consideramos que los alimentos puestos a la venta están adecuadamente controlados, con unos niveles de contaminación aceptables, el punto más débil por el que se puede romper la cadena de seguridad está en el eslabón doméstico. Por eso es importante conocer cómo manipular los alimentos en el hogar.

Cuando se trabaja manipulando productos frescos debe ponerse un cuidado especial, ya que un adecuado manejo, conservación y almacenamiento de los alimentos previene  enfermedades.

El manipulador de alimentos debe:

  • Mantener una escrupulosa higiene personal, manos bien limpias y uñas cepilladas.
  • No fumar cuando se manipulan los productos.
  • No estornudar o toser sobre los alimentos.
  • En caso de tener heridas o cortes en las manos, emplear protección adecuada (guantes de goma).
  • Usar ropa siempre limpia y un gorro para mantener el pelo recogido.

La temperatura es un punto que debemos tener en cuenta a la hora de conservar los alimentos, de hecho es uno de los más importantes, pues de ella depende la proliferación de muchos de los microorganismo que poblarán los alimentos. 

A mayor temperatura, mayor destrucción de bacterias. A mayor cantidad de tiempo a una determinada temperatura, también se produce una mayor destrucción de bacterias. 

Los alimentos, al llegar a nuestra cocina, han sido manejados por muchas personas y recopilados en almacenes cuyas condiciones sanitarias desconocemos, por eso es de suma importancia lavarlos muy bien.

Cómo lavar adecuadamente las frutas y los vegetales

  • Recuerda siempre lavarte las manos antes de manipular los alimentos y debes repetir la acción al cambiar de actividad.
  • Lavar frutas y vegetales con abundante agua antes de pelarlas. De esta forma evitas que al cortarlas los gérmenes y contaminantes pasen al interior.
  • Lavar con agua y jabón los utensilios como tabla de cortar, cuchillos y el fregadero. Algunos recomiendan de vez en cuando, lavar con un poco de cloro.
  • Al lavar vegetales como lechuga, repollo, etc. Debes retirar las hojas exteriores y lavar hoja por hoja. Realizar varios cambios de agua. Luego poner a escurrir.
  • Especialistas de la salud recomiendan agregar vinagre al agua y dejar los vegetales en remojo por 10 minutos. Retirar con abundante agua.
  • Las verduras como cilantro, hierbas aromáticas y otras verduras de hojas pequeñas, se lavan en un colador bajo la llave, dando vueltas hasta que todas las ramas queden limpias.
  • Las frutas es preferible comerlas peladas, aunque hayan sido lavadas un momento antes.
  • Para retirar la tierra de las papas, se utiliza un cepillo para frutas y verduras, lavándolas bajo el chorro de agua.

¿Qué es la contaminación Cruzada?

Esta se produce cuando un alimento limpio entra en contacto directo con un alimento contaminado o con una superficie que anteriormente tocó un alimento contaminado como cuchillos, tablas de picar, etc. Por ejemplo: Cuando cortamos un tomate ya listo para preparar una ensalada en una tabla donde primero cortamos carne cruda, el tomate se puede contaminar con las bacterias procedentes de la carne cruda y causar enfermedades. La carne no sería en este caso peligrosa ya que será cocinada posteriormente.

  • Las bacterias pueden transferirse de un alimento a otro a través de:
  • Las manos de quienes manipulan o preparan los alimentos.
  • Los utensilios empleados durante la preparación (cuchillos, tablas de picar, etc.)
  • Las superficies que entran en contacto (mesas, mesadas y alacenas)

Para evitar la contaminación cruzada:

  • Al manejar carne cruda, se deben mantener separadas de otros alimentos, sobre todos los que no necesitan cocción.
  • Se debe lavar con jabón y agua caliente los utensilios que hayan estado en contacto con carne cruda, así como limpiar las superficies de la cocina y fregadero.
  • Lavar con agua y jabón las manos antes de manipular alimentos cocidos o listos para consumir, sobre todo después de entrar en contacto con alimentos crudos.
  • Al almacenar los alimentos,  guarde los productos como carnes y pescados en bolsas separadas del resto de los alimentos. También separe los productos de limpieza de los comestibles.
  • Establezca recipientes y utensilios diferentes para manipular y almacenar alimentos crudos y cocidos, o bien, lávelos adecuadamente entre uso y uso.

 

Otras recomendaciones

Antes de utilizar los productos enlatados, botellas o envases de cartón, se deben lavar con agua y jabón antes de destaparlos y consumirlos, ya que muchas veces estos envases han sido almacenados donde posiblemente entren en contacto con ratas, cucarachas y otras plagas.

La cocina es una de las áreas más importantes de la casa, así como por ella entra la salud en nuestro hogar, por un manejo inadecuado pueden entrar las enfermedades. Lavar y desinfectar con frecuencia los utensilios, superficies y los pisos es indispensable para eliminar los gérmenes y bacterias que crecen cada día.